D2L y la Universidad San Francisco de Quito: una relación con un gran futuro por delante

  • 5 Min para leer

La USFQ fue la primera en América Latina en adoptar el sistema de D2L y planea aumentar su uso.

D2L, el líder mundial en tecnología educativa, continúa ayudando a las organizaciones a transformar su entorno tecnológico con su sistema de gestión del aprendizaje (LMS) Brightspace. La Universidad San Francisco de Quito (USFQ) tiene más de 25 años de experiencia y cuenta con más de 8500 estudiantes. Hablamos con María Dolores Lasso, Directora de Diseño Curricular, y con Pablo Morales, Encargado de Gestión, Administración y Soporte de la plataforma D2L, para conocer en más detalle el camino de la USFQ con Brightspace.

La Universidad San Francisco de Quito fue la primera universidad privada de Ecuador y es de las pocas instituciones de Artes Liberales en la región. La institución se ubica entre las mejores universidades del país: en el 2013 fue clasificada en la más alta categoría (Categoría A) por el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior del Ecuador (CEAACES) y es la única universidad totalmente privada del país en esta categoría.

La USFQ fue la primera en América Latina en adoptar el sistema de D2L, por lo que la institución tiene mucha experiencia con la plataforma. Pablo Morales asegura que la buena relación con D2L ha sido fundamental para mantener esta asociación por tanto tiempo. Una de las principales ventajas que destaca sobre esta relación es el apoyo constante de D2L para resolver sus problemas o inquietudes y para ayudarlos con nuevas integraciones. Además, los altos niveles de adopción de los estudiantes y de los docentes ayudaron mucho a consolidar la confianza de la institución en la plataforma. María Dolores Lasso destaca la versatilidad de Brightspace en relación con otras plataformas: se ajusta a diferentes necesidades y a diferentes tipos de cursos. Esto le ha dado a la universidad la oportunidad de tener un acompañamiento virtual para todas sus clases presenciales: así todos los cursos que se ofrecen en la USFQ tienen un espacio virtual donde se espera que los profesores tengan al menos el plan de estudio, libretas de calificaciones y calendarios. Gracias a la facilidad de uso de la plataforma, la mayoría de profesores deciden ir un paso más allá y aprovechar las múltiples funciones de Brightspace para potencializar sus clases.

Recientemente, la USFQ decidió adoptar Daylight, la nueva versión de la plataforma, lo que implicó, más que una migración, la implementación de todo un nuevo entorno. El primer aspecto que la universidad destaca es el diseño responsive de su interfaz, ya que, con el ritmo de vida actual, la mayoría de los usuarios depende de sus dispositivos móviles. Además, el nuevo diseño es mucho más limpio y simplifica la experiencia docente. Otro aspecto a destacar es que la nueva plataforma tiene reportes mucho más fáciles de entender, por lo que se accede con mucha más comodidad a la información sobre lo que ocurre en las aulas.

Para la universidad, uno de los indicadores para medir el éxito de la implementación será la cantidad de nuevos cursos en línea que se empiecen a ofrecer adicionalmente. De la misma manera, el nivel de adopción del espacio virtual por parte de los profesores es fundamental. Por ejemplo, los profesores buscan poder interactuar más fácilmente desde sus dispositivos móviles. Con Assignment Grader, es posible calificar los trabajos de los estudiantes desde un teléfono, lo que ayuda mucho a aumentar los niveles de adopción.

Para María Dolores Lasso, la universidad tiene dos prioridades en las que está trabajando: empezar a ofrecer más cursos en línea para los estudiantes presenciales y de posgrado, para que un mayor número de profesores puedan aprovechar las bondades del entorno Brightspace y se integren al mundo de la enseñanza virtual.

Tanto María Dolores Lasso como Pablo Morales coinciden en que, a la hora de evaluar una plataforma, uno de los componentes clave es la interfaz del usuario, es indispensable que el usuario pueda interactuar de manera intuitiva para adopte la plataforma. Entre otros aspectos claves de la implementación de Brightspace mencionaron la facilidad para integración de varias herramientas para facilitar los procesos de aprendizaje. Por ejemplo, Brightspace cuenta con videoconferencias, rúbricas, objetivos de aprendizaje, libretas de calificaciones, notificaciones, noticias, etc. Por último, recomiendan que para evaluar las plataformas y entornos virtuales de aprendizaje en el contexto de la educación superior es necesario conformar un equipo multidisciplinario integrado por profesores, personal administrativo, personal del área técnica e, incluso, estudiantes, para que se puedan incorporar diferentes perspectivas al momento de analizar qué es lo que más conviene a de acuerdo a las necesidades institucionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment Submitted

Thank you for your comment