Comunidades de aprendizaje

Otra estrategia que las instituciones pueden utilizar para aumentar el éxito estudiantil de forma temprana y, en última instancia, mejorar la retención es desarrollar comunidades de aprendizaje –grupos de estudiantes con actitudes y objetivos académicos comunes, que se reúnen regularmente para realizar juntos el trabajo del curso– como parte de los planes de estudio y alentar a los estudiantes para que participen.

Muchos artículos exploran la eficacia de las comunidades de aprendizaje. Allí se muestra una correlación positiva entre la participación en una comunidad de aprendizaje y el índice de retención de esos estudiantes en comparación con los estudiantes que cursan un plan de estudios tradicional [1].

Aunque las comunidades de aprendizaje no son una solución mágica para fomentar el éxito estudiantil, son un método eficaz para ayudar a los estudiantes a desarrollar vínculos más fuertes y seguir participando en el proceso educativo. Las pruebas indican que, cuando a los estudiantes se les presenta la estructura de la comunidad de aprendizaje al comienzo de su carrera universitaria, los beneficios continúan hasta el último año de su carrera [2] .

[1] Tinto, Vincent. “Learning better together: The impact of learning communities on student success”. Higher Education monograph series 1.8 (2003).

[2] Zhao, Chun-Mei, y George D. Kuh. “Adding value: Learning communities and student engagement”. Research in higher education 45.2 (2004): 115-138.

Want to get the full story?

Sign up to read this section.