IE Not suppported

Sorry, but Internet Explorer is no longer supported.

For the best D2L.com experience, it's important to use a modern browser.

To view the D2L.com website, please download another browser such as Google Chrome or Mozilla Firefox.

La universidad del futuro: la mirada de la EAFIT

  • 5 Min para leer

Para comprender cabalmente la Universidad del Futuro, desde D2L entrevistamos a los protagonistas que están generando profundos cambios en la educación de la región.

Lo que sigue a continuación es una pequeña parte del informe sobre La Universidad del Futuro disponible en este enlace.

Hablamos con Ernesto Garnica de la Universidad EAFIT de Colombia y esto nos dijo.

¿Cómo será físicamente la Universidad del Futuro?

Nuestro campus es uno de nuestros mayores atractivos (somos una universidad parque) y en la primera semana de agosto, luego de que estallara la crisis del COVID, comenzamos el modelo de alternancia incorporando el uso de diferentes espacios en forma progresiva pero muy cuidadosa y muy responsable. La primera intervención que se hizo es algo que denominamos “Aulas Gemelas”, esto son aulas donde se instaló una tecnología audiovisual (cámaras, micrófonos) que permiten hacer un “gemelo digital” del aula para las personas que por alguna razón no puedan estar en un curso. Esto permite que se pueda, con una experiencia similar, dar un curso a diez personas que estén en el campus y simultáneamente a diez personas que estén afuera. Por otro lado, se condicionaron los espacios que son destinados laboratorios. Esto es particularmente importante para la Escuela de Ingeniería y la Escuela de Ciencias Básicas.

¿La pandemia afectó de alguna manera el proceso de enseñanza?

La universidad tenía una presencia virtual muy baja y la estrategia era cómo comenzar a desarrollar contenidos y obtener las herramientas apropiadas, pero sobre todo el reto más grande fue el de los modelos: moverse de una metodología tradicional, donde el docente está en el centro y quien provee el conocimiento, con estudiantes entre pasivos y activos pero la mayoría un poco más pasivos recibiendo ese conocimiento. Y la no presencialidad, nos obligó a hacer un uso más intensivo de las herramientas digitales sino también a retar los modelos en sí mismos. No es sencillo generar un espacio interactivo mediado por tecnologías de información de dos o tres horas si los estudiantes no toman un rol muy activo. Si no ocurre, ese espacio no es tan enriquecedor como ocurre en los presencial, por lo que se comienzas a incorporar una cantidad de prácticas, técnicas y herramientas adicionales y el mismo modelo entra en un punto de redefinición, la universidad lo ha llamado la transición desde el modelo desde lo digital virtual en el que se generan todas esas mezclas de espacios de contenidos disponible, donde se construye contenido de forma sincrónica, espacios más sincrónicos que complementan el proceso de aprendizaje…. ese es un reto, sobre el cual se sigue trabajando hoy en día. Y la transición en los meses de marzo y abril nos han dejado una cantidad de aprendizajes y la posibilidad de ir refinando ese modelo con lo aprendido en cada curso, cada semestre que genera una cantidad de insumos que se incorporan al proceso mismo. El reto es entender que esto no es algo transitorio. Una persona en el futuro se va a pensar dos veces si va a cruzar todo el campus para una reunión de 30 minutos, quizás lo resuelve con una herramienta de colaboración y lo resuelve en un 90%. Lo mismo para el modelo de enseñanza / aprendizaje.

¿Qué herramientas comenzaron a utilizar actualmente?

Las herramientas de colaboración no son algo nuevo. Tiene un papel muy importante todo lo que tiene que ver con analítica de datos e inteligencia artificial. Ambas se complementan a través de la utilización de modelos predictivos y descriptivos. El año pasado comenzamos con un programa de Gobierno y Analítica de Datos. Se han desarrollado también desde el año pasado algunos modelos también con Inteligencia Artificial sobre predicción de deserción, sin embargo, se comenzaron a complementar con otros modelos debido a lo que en Colombia se llama el marco regulatorio de alternancia, que es que en algunos momentos estén los estudiantes, en otro momento los docentes, tratando de balancear la presencia física en el campus. Para ello tomamos en cuentas los cursos que requieren una presencia práctica mayor versus aquellos que pueden ser dados de una forma más teórica. Nuestra institución tiene una gran oportunidad de utilizar toda la gran cantidad de datos que se producen, no solo desde lo administrativo sino también en las interacciones académicas y de investigación.

¿Cómo imagina la Universidad del Futuro dentro de 5 o 10 años?

Siempre que se trata de imaginar el futuro la posibilidad de equivocarse es mucha. Pero teniendo en cuenta esto, imaginemos: la universidad tiene en cuenta 3 aspectos que pueden cambiar. El primero es que deberá seguir siendo ese centro de interacción social y cultural, ese espacio, más allá de lo físico. En segundo lugar, seguirá siendo ese lugar llamado a ser la frontera en la construcción del conocimiento, donde cada vez más vamos a ver una mayor complementación entre los modelos tradicionales de investigación, de la experimentación física con los modelos de analítica y simulación. Cada vez más las investigaciones de biología no ocurren laboratorios tradicionales, sino que se llevan a cabo en una sala de cómputo. En resumen: los espacios físicos se van a complementar cada vez más con los espacios digitales. Y finalmente en tercer lugar, seguirá facilitando los procesos de las organizaciones, tomando ese conocimiento de frontera, pero aplicándolo, llevando un concepto -desarrollado en la universidad- pero transformándolo en nuevos productos y servicios para la sociedad. La universidad debe brindar ese espacio a la ciencia aplicada. La arquitectura física, que hace que una universidad puede tener un campus hermoso, se va a combinar con la arquitectura digital, que es “invisible”, pero que debe complementar todo aquello que ocurra en la institución. Es más aventurado imaginar qué ocurrirá con lo que es físico como los edificios, pero lo que es seguro es que se mantendrá constante esa función de ser un epicentro de cultura, de interacción social, de ser un espacio de construcción del conocimiento

Ernesto Garnica

Ingeniero de Sistemas de la Universidad EAFIT, especialista en Gerencia de Empresas de Telecomunicaciones de la Universidad de los Andes y Magister en Administración (MBA) de la Universidad EAFIT. Certificado PMP® y Scrum Master, miembro activo y conferencista del capítulo PMI ® Antioquia. Docente para la Maestría de Proyectos y asesor de posgrados de la Universidad EAFIT en Medellin especialmente en los campos de PMO, Portafolio, habilidades para la Gerencia de Proyectos y marcos híbridos en la Gestión de proyectos, entre otros.

Ha trabajado con Project Delivery Manager para cuentas globales en Hewlett-Packard, Jefe Corporativo de Estrategia, Demanda y Planeación de TI en Corona y actualmente como CIO para la Universidad EAFIT.

Share this:

Suscribirse ahora

Por favor complete este campo obligatorio.
El número de teléfono debe ser un número válido.

¡Gracias por suscribirse!

Suscríbase a nuestro blog

Obtenga las últimas noticias y consejos de expertos que lo ayudarán a aprovechar al máximo su entorno de aprendizaje.

Suscríbase ahora